Los 8 pasos de un plan de medición3 min.

plan de medición

Cuando una empresa ya tiene correctamente realizada la implementación analítica en su web, entra en la fase de medición, análisis y reporting. En esta fase es esencial tener un plan de medición, es decir, un documento donde incluimos al detalle todo aquello que queremos medir. No solo es importante que los datos sean de calidad, también debemos saber qué datos son realmente relevantes para nosotros.

Te explicamos qué pasos debes seguir para ejecutar un buen plan de medición.

No nos cansaremos de repetir que siempre debemos tener los objetivos de negocio claros. En muchos casos será “que los usuarios me compren”, pero no solamente tienen que estar enfocados a e-commerce, también pueden estar enfocados a conseguir leads, facilitar el acceso a información útil, interés por la marca, engagement y fidelización, etc.

Además, una web puede tener más de un objetivo, que deberíamos dividir en micro y macro objetivos.

Por ejemplo, una tienda que se dedica a vender invitaciones, detalles y regalos de bodas, bautizos y comuniones puede tener como objetivo principal incrementar las ventas, y como micro objetivos:

  • Usar el configurador virtual de invitaciones.
  • Añadir un producto a la lista de deseos.
  • Registrarse en la web.
  • Suscribirse a la newsletter.
  • Compartir la ficha de un producto en redes sociales.
  • Contactar desde el formulario de contacto.
  • Contactar por email.

2. Transformar estos objetivos en objetivos medibles en Google Analytics

Una vez tenemos claros los objetivos, tenemos que transformarlos de manera que Google Analytics los pueda entender y nosotros los podamos medir. En Google Analytics hay diversos tipos de objetivos:

  • URL de destino (por ejemplo, los que han llegado a la página de agradecimiento).
  • Duración de una sesión (establecemos un límite de tiempo, 5 minutos o más).
  • Número de páginas vistas por sesión (por ejemplo, 3 páginas).

Por ejemplo, para el e-commerce que hemos comentado antes podríamos identificar los siguientes objetivos:

Fase 1 plan de medición

3. Identificar los procesos de conversión de los usuarios

Algunos objetivos pueden seguir un embudo de conversión. Si podemos configurarlo, este funnel nos será muy útil, ya que podremos saber en qué paso estamos perdiendo a nuestros futuros compradores y solucionarlo para mejorar el proceso de conversión.

4. Monetizar los objetivos

Siempre deberemos establecer un valor económico a nuestros objetivos, teniendo en cuenta que las macro conversiones deberán tener un valor más alto que las micro conversiones.

Los objetivos de venta no deberán tener ningún valor económico, ya que se recogerá automáticamente a través del tracking de e-commerce en función de la transacción.

A veces no es fácil asignar un valor económico a los objetivos, ya que surgen muchas dudas. Una de las prácticas recomendadas es establecer un valor económico a uno de los objetivos y ponderar el resto.

Por ejemplo, si en nuestra tienda de invitaciones sabemos que el 5% de los que utilizan el configurador virtual de invitaciones acaban comprando y que el valor medio del carrito es de 250 €, estimaremos a este objetivo un valor de 12,5 €. El resto de objetivos los podremos ponderar en base a la importancia que tengan respecto a este:

Fase 2 plan de medición

5. Organizar los objetivos de manera inteligente

La versión gratuita de Google Anlaytics permite configurar un máximo de 20 objetivos organizados en 4 conjuntos, por lo que podemos organizar 5 objetivos por conjunto por vista.

Para tenerlo bien organizado, es imprescindible ordenar los objetivos de manera relacionada e intentar agrupar en los primeros conjuntos los objetivos más importantes.

Podríamos hacerlo como en el siguiente ejemplo:

Fase 3 plan de medición

6. Identificar los KPI de tu negocio

Este será el punto más delicado. Los analistas estaremos tentados a llenar los informes con datos y más datos que no interesen al cliente o con métricas no sean claves para el negocio.

Para tener claro el concepto de KPI, podríamos decir que son las métricas que necesitamos saber para ver si nuestro negocio está funcionando correctamente. Hay diversas fuentes que nos podrán proporcionar estos KPI: Google Analytics, CRM, la propia plataforma e-commerce, redes sociales…

Los KPI tienen que estar asociados a un objetivo de los que hemos establecido antes. Para nuestra tienda de invitaciones de ejemplo, podríamos obtener un cuadro como el siguiente:

fase 4 plan de medición

7. Segmentar el tráfico

Para que el análisis sea más eficiente debemos segmentar el tráfico, así podremos conocer mejor a nuestros usuarios. En muchos casos Google Analytics nos ofrece una segmentación por defecto, pero en otros deberemos utilizar una segmentación personalizada. Esto nos permite, por ejemplo, identificar la tipología de clientes y visitantes; podríamos identificar tres tipos de usuario:

  • Comprador: Usuarios que han comprado con registro y usuarios que han comprado como invitados.
  • Usuario que abandona el carrito.
  • Usuario registrado.

8. Dashboards y reporting

Para finalizar, deberemos pensar cómo mostrar esos datos de forma que se entiendan y podamos ver su evolución de un simple vistazo. En este paso será esencial la ayuda de un diseñador con experiencia en UX para elaborar un dashboard efectivo.

En el informe de analítica, añadiremos también toda la información que creamos necesaria para poder realizar un análisis vertical. En el plan de medición se sientan las bases para estos informes, y se establecen la periodicidad de revisión de los indicadores y su prioridad (cuáles son más críticos o relevantes para el negocio). Sobre todo, es importante tener en cuenta que un dashboard o un informe tienen que ser comprensibles para las personas que necesitan esta información.

Puntuación de los lectores
[Total: 5 Promedio: 5]
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario